23ago

Ocho divertidas anécdotas que definen a Steve Ballmer mejor que cualquier biografía

Los aficionados a la tecnología echaran de menos a Steve Ballmer. En serio. En diez años al frente de Microsoft se ha granjeado un buen puñado de fans… y una auténtica legión de enemigos. Y todos ellos añorarán por igual al detroités cuando suelte el timón en 2014. Sin él, de eso no cabe duda, esto no va a ser igual de divertido.

Polémico como pocos, ‘showman’, excéntrico, malhablado y algo bocazas: es imposible que Ballmer te deje indiferente. De hecho, a las pocas horas de saltar la noticia de su (futura) salida de la empresa, la blogosfera ‘geek’ se ha convertido en poco menos que un recopilatorio de sus mejores momentos. ¿Os acordáis de aquella vez que saltó al escenario saltando como un mono?

Corría el año 2000 y la leyenda de Ballmer tan solo comenzaba a forjarse. Todavía quedaba mucho camino por andar y el bueno de Steve tendría que sudar la camiseta (literalmente) para evitar el naufragio de Microsoft (algo que jamás ha conseguido). Sus denodados esfuerzos nos han dejado clásicos de YouTube como esta célebre arenga a los desarrolladores.

Pero no queremos que este sea el enésimo repaso a la videoteca ‘freak’ en busca de su pasado más oscuro, porque serían muchas las anécdotas y curiosidades que una vez más se estarían quedando en el tintero. Por el contrario, vamos a bucear en su biografía para rescatar esos grandes detalles que no conoces, o que tal vez habías olvidado, pero que dicen mucho acerca del hombre cuya renuncia ha disparado las acciones de Microsoft.

Dijo que se retiraría en 2018…

Si por algo no ha destacado Ballmer es por su capacidad premonitoria. No decimos que sea un hombre sin visión de futuro, pero está claro que sus predicciones fallan más que Sandro Rey con los chakras cerrados. Como aquella vez que vaticinó que se retiraría en 2018 (el vídeo lo podéis ver aquí).

… y que el iPhone sería un fracaso

Meses después de que Steve Jobs presentase el iPhone en la MacWorld de 2007, Ballmer volvió a consultar su escacharrada bola de cristal y, entre risas, anticipó el fracaso del dispositivo. En su opinión, nadie querría comprar un móvil con ese precio y sin un teclado físico. Lo que sucedió después ya lo sabemos todos…

Por cierto, volvió a pasarle lo mismo con Android ( varias veces) y recientemente con Dropbox.

No le importó firmar un MacBook

Un MacBook firmado por Steve Ballmer (Foto: Useless Universe)

Un MacBook firmado por Steve Ballmer (Foto: Useless Universe)


Lo que no se puede negar es que el tipo tiene sentido del humor. Así lo demostró cuando un estudiante le pidió que firmase su portátil… Y resultó que tenía una manzana en la tapa.

“Una interrupción amistosa”

Es lo que dijo, entre risas, después de que un espontáneo le exigiera desde el público que Microsoft devolviera el dinero de los contribuyentes y comenzara a lanzarle huevos. Esto sucedió durante una charla en una universidad en Hungría, país donde al parecer la firma de Redmond tiene un acuerdo con el Gobierno para instalar Windows en los centros educativos.

Y ahora desde el otro lado

Dedicó estas preciosas palabras a Google

Que los gigantes de la tecnología roben empleados a la competencia es algo que está a la orden del día y que no sorprende a nadie. Pero los hay que se lo toman mejor, los hay que se lo toman peor y los hay que se lo toman como Steve Ballmer, que tras enterarse de que Google había fichado a uno de sus trabajadores clave lanzó una silla por los aires y pronunció las siguientes palabras: “El puto Eric Schmidt es un jodido marica. Voy a enterrar a ese jodido tío. Ya lo hice una vez y voy a volver a hacerlo. Voy a aniquilar a la jodida Google”.

Le gusta el deporte (y se puede permitir comprarlo)

Al margen del resurgir de Tony Parker, la gloriosa retirada de Tim Duncan y la consagración de Lebron James como el rey del basket, Steve Ballmer se coló entre los protagonistas de la pasada campaña de la NBA. Se le metió en la cabeza la idea de trasladar los Kings, una franquicia que actualmente se encuentra Sacramento, a la ciudad de Seattle.

Muchos fueron los aficionados de los extintos Supersonics que pudieron tocar con la yema de los dedos la vuelta a casa de su deporte favorito, pero finalmente no pudo ser. La NBA echó abajo el acuerdo y Ballmer se mostró “terriblemente decepcionado”. Tendrá que conformarse con seguir siendo el dueño de los Seattle Seahawks, equipo local de fútbol americano.

No es el jefe de tus sueños

“Sin ninguna duda, el Sr. Ballmer es a día de hoy el peor CEO de una gran compañía estadounidense que cotice en bolsa”. Tremenda frase, publicada además en un medio de la talla de Forbes, en cuya famosa lista de multimillonarios Ballmer ocupa actualmente el puesto 51. Pero no es algo que se haya sacado la revista de la manga: sus propios empleados le han votado en varias ocasiones como peor CEO del mundillo tecnológico.

Cuenta la leyenda…

… que Steve Ballmer confiaba en el alcohol como estímulo para sus desarrolladores. De hecho, acordaos del vídeo que hemos visto al principio (“¡Developers! ¡Developers! ¡Developers!”). ¿Os extraña?

Viñeta de Randall Munroe en XKCD traducida por Gabriel Rodríguez Alberich (Foto: XKCD en español)

Viñeta de Randall Munroe en XKCD traducida por Gabriel Rodríguez Alberich (Foto: XKCD en español)

Según se dice, el CEO de Microsoft habría encontrado el nivel exacto de alcohol en sangre con el que un informático alcanza su máximo rendimiento. Aunque hay estudios científicos que le darían la razón, la lástima es que se trata solo de una broma del viñetista Randall Munroe que el tiempo convirtió en un mito. Aquí le tenéis echándose unas risas a nuestra costa con la gente de Google (minuto 8:50 del vídeo).

Ahora que conoces un poco mejor a Steve Ballmer, probablemente entiendas lo que decíamos al principio. Es un tío polémico, sí, incluso puede que no te guste su estilo, pero no me negarás que el mundo de la tecnología va a echar mucho de menos al todavía CEO de Microsoft.

– PUBLICIDAD –

Share this Story

About David G. Ortiz

Editor de portada y redactor de Tecnología en lainformacion.com. Colaborador en Sesión de Control. Creador del documental ‘La radio ha muerto, ¡viva la radio!’. Antes pasé por los micrófonos de la Cadena SER y me curtí Tinta Digital, dirigiendo el podcast Circo Mediático. Estudié Periodismo y Com. Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>