29ago

Evo One, el balón inteligente que te enseña a encestar como Jordan

De cuando en cuando, tecnología y deporte se dan la mano con resultados siempre sorprendentes. Zapatillas con chips como las de Messi, ojos de halcón capaces de sobresaltar al mismísimo Mourinho, cascos que analizan los impactos recibidos por el cráneo de un jugador de fútbol americano… ¿Qué será lo siguiente? ¿Un balón de basket que te ayuda a meter más canastas? Ups… No te eches a reír tan pronto, que justo eso es lo que ha inventado una empresa estadounidense llamada Shooters Revolution.

En realidad es una tecnología sencilla. No han hecho otra cosa que añadir a un balón más o menos convencional un sensor de velocidad y giro, similar a los acelerómetros y giroscopios que llevan los ‘smartphones’ modernos. De esta forma, la pelota es capaz de determinar si el jugador ha empleado la mecánica de tiro correcta y si el lanzamiento ha adquirido la velocidad de rotación inversa adecuada para pasar por el aro.

¿Cuál es el único pero? Que el producto no podrá salir a la venta si sus creadores no alcanzan la financiación de 45.000 dólares (casi 34.000 euros) que han fijado como objetivo en la plataforma de ‘crowdfunding’ Kickstarter. En el momento de escribir estas líneas, a falta de 20 días para la finalización de la campaña, habían superado los 22.000 dólares. De seguir al mismo ritmo, conseguirían reunir la cifra esperada en los 34 días que se han puesto de plazo.

Evo One

Un entrenador en tus manos

“Modelos realizados por ordenador a partir de millones de lanzamientos han servido para determinar que la velocidad de giro ideal está entre 2 y 3 revoluciones por segundo”, afirma Shooters Revolution citando al blog de ciencia y deporte de la ESPN. “Esto reduce la velocidad del balón cuando impacta contra el aro e incrementa las posibilidades de que entre en la canasta”.

Evo One

Evo One, que así se llama el balón, ha sido diseñado bajo esta premisa. Así, cuando detecta que el tiro sale de las manos del jugador con la rotación precisa, emite una señal acústica. Si no hay sonido, toca aplicarse más en el siguiente lanzamiento. De este modo, tras repetir el procedimiento un gran número de veces, el deportista acaba por memorizar la mecánica correcta.

Es como tener un entrenador de tiro a tu disposición en cualquier momento y en cualquier lugar. Y, por supuesto, mucho más barato. A partir de los 59 dólares de donación ya recibes la pelota (algo más de 44 euros y casi 15 más por el envío si eres de fuera de los Estados Unidos), pero tendrás que esperar al menos hasta enero para tenerla en casa. Si no tienes paciencia, puedes rascarte un poco más el bolsillo y la recibirás un mes antes en fase ‘beta’ con una donación de 99 dólares (unos 74 euros más los casi 15 del envío). Si todavía quieres dejarte más pasta, hay otras opciones, aunque están pensadas sobre todo para clubes, escuelas y demás agrupaciones deportivas vinculadas con la práctica del baloncesto.

¿Cómo funciona?

El sensor del Evo One es extraíble, para que también puedas jugar tranquilamente con él sin que te molesten los pitidos cada vez que botes, hagas un mate o una bandeja. Como se ve en la imagen, se trata de un dispositivo muy pequeño, que se inserta en una ranura algo más ancha que el tapón del aire. Sus creadores aseguran que es resistente a los impactos habituales del balón (no debería romperse a las primeras de cambio) y que han incorporado una tecnología de contrapesos para que la ausencia del sensor no modifique la física de la pelota.

Evo One

Lo que no hemos podido encontrar ni en su web ni en la página de la campaña en Kickstarter es el nombre de la marca de balones que ha colaborado con Shooters Revolution en la elaboración del Evo One. Aseguran, eso sí, que se trata de “uno de los mayores y más acreditados fabricantes de balones de baloncesto del mundo” y que gracias a su participación podrán hacer frente a una produción en masa sin que se produzcan retrasos. Como siempre, tú decides si te fías de ellos y si le das una oportunidad a este curioso invento.

– PUBLICIDAD –

Share this Story

About David G. Ortiz

Editor de portada y redactor de Tecnología en lainformacion.com. Colaborador en Sesión de Control. Creador del documental ‘La radio ha muerto, ¡viva la radio!’. Antes pasé por los micrófonos de la Cadena SER y me curtí Tinta Digital, dirigiendo el podcast Circo Mediático. Estudié Periodismo y Com. Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>